9 de diciembre de 2022 07:30 | EJPANIA 🇪🇸
DIARIO SATÍRICO | Rigor subjetivo

Descartan la existencia de fantasmas en una casa tras ver a un gato mirando fijamente a un punto en el que no hay nada

Tras varias semanas de terror e incertidumbre, el equipo de Iker Jiménez descartó ayer que un hogar en Almazán fuera terreno abonado para presencias fantasmales y otros espíritus malignos.

La sospecha saltó cuando en la vivienda de la familia Galgo-Podencos su gato empezó a quedarse quieto y mirando a una pared. Una pared en la que no hay nada, ni gotelé.

«Creíamos que en casa había un poltergeist o algo, en plan«, dice Tania Podencos, propietaria y amiga de Michi, un precioso gato de raza gran danés.

Alertados por el caso, el equipo de Cuarto Milenio, comandado por Iker Jiménez, acudió a la localidad soriana, dónde después de aplicar polvos de talco y espray antiespectros se concluyó que en la casa no hay ni fantasmas ni ovnis. «Eso sí, hay unas pelotillas de pelo que dan miedo«, concluyó el periodista.

Newsletter:

Todos los lunes un resumen de la semana, para empezar la semana con buen pie (o malo) o como sea. No prometemos nada:

«La corrupción no es buena ni mala, sino el uso que se le dé»
Esperanza Aguirre
Detectora de talentos