6 de octubre de 2022 22:31 | EJPANIA 🇪🇸
DIARIO SATÍRICO | Rigor subjetivo

Cantabria empezará a enriquecer uranio a principios de 2022.

El alcalde de Villaverde de Pontones, eufórico ante las posibilidades comerciales del hallazgo.

La sociedad cántabra está de enhorabuena. De ahora en adelante la palmaria incompetitividad del llamado “tejido empresarial” cántabro se verá aliviada por la buena nueva. El yacimiento de uranio encontrado en Villaverde de Pontones hace unos meses ha sido declarado viable por Radioaktive Gefährdung, la empresa austriaca que obtuvo la concesión.

Según nos confirman fuentes de la Consejería de Economía e Industria la empresa centroeuropea enriquecerá el uranio en Cantabria, lo que generará aproximadamente de siete a nueve puestos de trabajo debido en gran medida a la alta robotización de la planta. Según Edelmiro Guangos, subsecretario de energías sucias y no renovables, “los austriacos confían en Cantabria sobre todo por la calidez humana y el paisaje incomparable”.

A pesar de este regalo caído del cielo, los ecologistas han puesto el grito en el mismo. A juicio de Jonás Larramendi- representante de este colectivo- la proliferación de perros fosforescentes y recién nacidos con siete dedos en cada mano no es fruto de la casualidad. “En un principio puede resultar gracioso para las familias pero en realidad estamos hablando de un problema muy grave”, advierte.

El ayuntamiento de la localidad cántabra que ha pasado a ser conocida como “Villaverde de Protones” lanzará proyectos turísticos como la piscina de agua termal a cielo abierto  más grande de Europa calentada con isotopos de uranio durante los 365 días del año y unas jornadas de degustación de productos radioactivos impulsada por la asociación local de hostelería.

Newsletter:

Todos los lunes un resumen de la semana, para empezar la semana con buen pie (o malo) o como sea. No prometemos nada:

«La corrupción no es buena ni mala, sino el uso que se le dé»
Esperanza Aguirre
Detectora de talentos