6 de octubre de 2022 22:35 | EJPANIA 🇪🇸
DIARIO SATÍRICO | Rigor subjetivo

Aparecen manchas en un suelo laminado con la imagen de Luis Bárcenas

Las imágenes aparecieron tras la sugerencia de Villarejo a Cospedal de «laminar» al ex tesorero del PP

Un fenómeno paranormal ha acaparado las noticias del mundo de lo oculto en las últimas horas. La vivienda de Juan Ramón Balbuena, en Burgo de Osma, presenta desde hace unos días extrañas manchas que asemejan «sin ningún género de dudas» el rostro del que fuera tesorero del PP, Luis Bárcenas.

Los hechos se produjeron a principios de semana, coincidiendo con la filtración de conversaciones entre el comisario Villarejo y Mª Dolores de Cospedal, donde el ex-policía sugería que lo más conveniente para el Partido Popular era «laminar al cabrón» y así eliminar pruebas incriminatorias de corrupción.

Simultáneamente en la vivienda de Juan Ramón, en la lejana Soria, empezaron a mostrarse unas manchas en la tarima flotante que el inquilino había instalado recientemente en su salón, ya que «el terrazo que ponían antes en las casas es horrible«.

La superficie, también conocida como suelo laminado, demostró que con un poco de maña y buen gusto se puede cambiar la apariencia de una vivienda. Sin embargo todo ese trabajo quedó afeado al aparecer el impenetrable rostro de «Bárcenas El Cabrón».

Las diligencias policiales apuntan a que, tal y como se anunciaba en las conversaciones, Luis Bárcenas fue laminado en el suelo de una vivienda particular.

Villarejo
Villarejo laminando

«Hemos probado con todo, pero la imagen no se va. Nos sentimos observados. Además ha empezado a desaparecer dinero«, afirman los inquilinos, quienes no dudan en consultar al propio Villarejo por una solución profiláctica al estar éste más acostumbrado a las cloacas.

Iker Jiménez se ha mostrado interesado en el curioso hecho, y ya prepara un especial de seis episodios en «Cuarto Mileno» intentando encontrar una explicación racional a tan singular hecho.

Newsletter:

Todos los lunes un resumen de la semana, para empezar la semana con buen pie (o malo) o como sea. No prometemos nada:

«La corrupción no es buena ni mala, sino el uso que se le dé»
Esperanza Aguirre
Detectora de talentos