26 de septiembre de 2022 11:24 | EJPANIA 🇪🇸
DIARIO SATÍRICO | Rigor subjetivo

Un enólogo reconoce que lleva décadas inventándose las críticas de vinos.

El reconocido enólogo en pleno proceso creativo.

Juan Manuel Luzuriaga, uno de los más renombrados críticos de la península ha reconocido para sorpresa del potente sector vinícola que lleva “casi toda la vida” inventándose las críticas enológicas y las reseñas que aparecen frecuentemente en el embotellado.

El técnico  reclama ante la justicia derechos de autor por términos tan ambiguos como “largura en boca.”, “tonos alegres”, “convive con tonos a café y miel.”y confiesa que desde su más tierna infancia ha estado inventándose realidades paralelas,  debido en gran medida a su esquizofrenia latente. “Con toda la tontería de los vinos encontré un negocio en el que me ha ido bien económicamente, pero ya no puedo seguir autoengañandome”, reconoce.

Según Juan Manuel un vino cualquiera se puede vender un 40% más caro con una buena descripción con tintes poéticos: “hombre, no vas a decir que el producto es una puta mierda que no vale ni para hacer gárgaras, eso tampoco”. Sin embargo las expresiones “amable en boca”, “balanceado” o “taninos justos” no tienen base en la realidad y se fundamentan en el aspecto meramente psicológico del potencial consumidor.

“Se ha llegado a embotellar vino de tetra-brick con reseñas mías” indica el valiente crítico que recomienda al consumidor final prepararse un calimocho y dejarse de tonterías. Asimismo manifiesta que su expulsión del Colegio Español de Críticos del Vino le ha dejado un “retrogusto agrio en boca con ribete granate y un intenso aroma de violetas, hojarasca y moras.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Newsletter:

Todos los lunes un resumen de la semana, para empezar la semana con buen pie (o malo) o como sea. No prometemos nada:

«La corrupción no es buena ni mala, sino el uso que se le dé»
Esperanza Aguirre
Detectora de talentos